domingo, 20 de octubre de 2013

Colin Arthur y Víctor Matellano en milcomics.com


Leticia Dolera en la III Muestra de Cine Fantástico y de Terror de Zaragoza.

El Festival de Cine de Zaragoza y el Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter ultiman, conjuntamente, los detalles del intenso fin de semana que se prepara para la III Muestra de Cine Fantástico y de Terror de Zaragoza
Esta Muestra pretende ser un complemento importante al resto de la programación del Festival y del propio Centro Cívico; por ello, las dos partes organizadoras de la Muestra, FCZ y Ayuntamiento de Zaragoza, decidieron cambiar las fechas de celebración al último fin de semana de octubre.
En esta edición, se busca dar más importancia a la parte fantástica, con una imagen oficial que es un homenaje al cine de ciencia ficción y, en particular, al gran Ray Harryhausen, fallecido recientemente. 

La imagen representa un ataque extraterrestre y ha sido diseñada por
cinemascomics
  Destaca el “Taller de Fotografía Fantástica” de 10 horas de duración, impartido por la fotógrafa Marta Aschenbecher, que se desarrollará los días 26 y 27 de octubre. Este Taller se realiza en colaboración con el colectivo Somos Arte. 
Para más información: talleressomosarte@gmail.com.
Este año habrá un montón de invitados de excepción como Leticia Dolera que será la encargada de dar la Bienvenida a todos los que vengáis caracterizados de un personaje del género fantástico. 
Todos los interesados pueden participar también en la gran concentración “Fantastic Walk”, que se celebrará el día fuerte de la Muestra, el sábado 26 de octubre. 
Para las personas que se presenten mejor caracterizadas de personajes fantásticos y de terror habrá diferentes premios. 
También aquel que quiera se podrá maquillar allí mismo, puesto que habrá un equipo de maquilladores y muchas sorpresas esperando a todos los asistentes.

I Jornada mujer e infancia, ayuda humanitaria y género


Pedro Riera: “El problema de las mujeres en Yemen no es la religión, sino el machismo”

Entrevista de Julio Soria a Pedro Riera: “El problema de las mujeres en Yemen no es la religión, sino el machismo”

Corría el año 2009 cuando Pedro Riera, escritor y publicista barcelonés, se marchó a vivir durante diez meses a Saná, capital de Yemen, donde su esposa había recibido una propuesta laboral.
Allí conoció una realidad que le dejó atónito, marcada por una profunda segregación de sexos y la consideración de la mujer como un ciudadano de segunda.
Intrigado, Riera decidió sumergirse a fondo “en aquel mundo apasionante y hermético”, para lo que realizó una cuarentena de entrevistas que, combinadas, han dado lugar al personaje protagonista de El coche de Intisar (Glénat), un cómic que “trata de romper con el estereotipo occidental de la mujer musulmana y mostrar lo mucho que tenemos en común con los árabes”.
Para entrar un poco en situación, Intisar es una joven yemení que lucha por mantener sus escasos reductos de poder. 
Hija de un padre despótico y asfixiada por los límites de una sociedad de acentuado carácter machista, sólo se siente libre al volante de su viejo coche, una lata con muchos años de antigüedad y que se escacharra a las primeras de cambio, pero con la que su propietaria ha forjado una relación muy íntima y especial. 
A través de sus experiencias, el lector podrá conocer un poco mejor la vida de las mujeres en Yemen, cuya situación se puede extrapolar a otros muchos países del mundo árabe.
Sin embargo, no es intención del autor tomar partido en un sentido u otro, ofrecer una simple opinión personal.
Muy al contrario, Riera elige el camino difícil y explica hechos y escenarios a través de miradas ajenas, dando voz a quienes no suelen disponer de ella. El resultado es un fresco que invita a la risa, la tristeza, la indignación y, por supuesto, la necesaria reflexión.
El guionista charla con La Huella Digital acerca de una obra dibujada por Nacho Casanova, responsable de tebeos como Y te diré quién eres, Mistigri o la aplaudida trilogía Autobiografía no autorizada.

Pregunta. ¿Cómo es la vida para una mujer yemení?
Respuesta. Desde luego, no es fácil. En Yemen, la mujer depende de un ‘wali’, que suele ser un hombre de su familia: padre, marido, hermano, tío… Quien le toque. Él es quien le da permiso para trabajar, para viajar, para sacarse el pasaporte, para estudiar en la universidad, para conducir, para ir al supermercado… Las tratan como si fueran siempre menores de edad. Por lo tanto, la situación personal de las mujeres varía mucho en función de la mentalidad del hombre del que estén a cargo. Si es un hombre de mentalidad abierta, razonable y sereno, quizás lleve una buena vida y sea feliz. Si por el contrario le toca un hombre conservador, desconfiado y celoso, puede que no le den permiso ni para salir a la calle y su vida se convierta en un infierno. Es una cuestión de suerte.  

P. Intisar es una mujer fuerte, rebelde, culta, valiente, osada… ¿Hay muchas como ella en Yemen?
R. Las cuatro amigas yemeníes que hice eran así, porque para trabar amistad en Yemen con un hombre extranjero hay que ser muy echada para adelante. He de aclarar que jamás me vi a solas con ellas, eso hubiera sido impensable. Mi mujer estuvo presente en todos los encuentros.
Respecto al resto de mujeres yemeníes, lo que se dice es que tienen un carácter fuerte y, aunque no tienen más remedio que aceptar que dependen de un hombre, no son dóciles ni sumisas. Saben muy bien cómo hacerles la vida imposible a sus maridos en casa si él las aprieta demasiado.

P. ¿Por qué le impactó tanto la segregación de sexos?
R. Era imposible que no me impactara. Aquí, en España, la mitad de mis amigos son mujeres. Para mí es imprescindible el contacto diario con ellas, y de repente me encontré viviendo en un país en el que la práctica totalidad de las mujeres salen a la calle con el velo integral y es imposible dirigirles siquiera la palabra. Tardé dos meses y medio en poder sentarme cara a cara con una yemení. Sin duda es lo que peor llevé de mi estancia. Aunque, cuando empecé a conocerlas, a las pocas que conocí, fue tan intenso e interesante que compensó por las semanas de frustración.

P. En el prólogo comenta que trabó amistad con dos mujeres yemeníes a las que tenía que ver a escondidas, “adoptando las mismas precauciones que tomarían unos amantes para citarse”. ¿Qué riesgos corrían estas mujeres al verse con usted?
R. Se jugaban mucho. De entrada, hay que entender que esas dos mujeres podían quedar conmigo a escondidas únicamente porque gozaban de cierta libertad de movimiento. Si algún conocido las hubiera visto en mi compañía y le hubiera ido con el cuento a su familia, lo más probable es que hubieran perdido de inmediato esa libertad, que para ellas es media vida. Las dos eran muy conscientes del riesgo que corrían, pero lo asumían porque era su única oportunidad de hablar de tú a tú con un hombre que no perteneciera a su familia sin que su cordialidad se malinterpretara.

P. Las mujeres yemeníes, ¿tienen esperanza en un futuro mejor?
R. En el período que vivimos allí, de septiembre de 2009 a julio de 2010, las mujeres no tenían esperanzas de que las cosas pudieran cambiar, pero menos de un año después estallaron las revueltas de la Primavera árabe en el país. En marzo de 2011, mi mujer y yo volvimos a Yemen durante un mes y tuvimos la suerte de que el viaje coincidió con el inicio de las protestas. Entre otros, hablamos con Tawakkol Karman, una de las tres mujeres a la que acabaron concediéndole el Premio Nóbel de la Paz de ese año. Ella nos dijo: “Si nos hemos pasado todos estos años luchando sin tener esperanza, imaginaos de lo que seremos capaces de hacer a partir de ahora”.

P. De todas formas, esta situación de asfixia se reproduce en muchos países del mundo árabe. ¿Diría que su obra es extensiva a todas esas sociedades en las que la mujer está considerada como un ciudadano de segunda?
R. Evidentemente. El problema de las mujeres en Yemen no es la religión, sino el machismo, que proviene principalmente de una tradición patriarcal preislámica y, por supuesto, de la interpretación parcial e interesada del Corán por parte de los hombres.  

P. Usted ya había escrito varias novelas, pero esta vez decidió apostar por un cómic. ¿A qué se debió esta decisión?
R. Hace mucho que tenía ganas de escribir un guión de cómic y decidí aprovechar que iba a vivir en Yemen para realizar ese sueño. Imaginé la historia desde el principio en este formato. Ni se me ocurrió plasmarla en una novela.  

P. ¿Cómo contactó con Nacho Casanova y por qué pensó que era el dibujante adecuado para plasmar su guión?
R. Nacho es un buen amigo. Hace unos cinco años que nos conocemos y me gusta mucho su trabajo. Pensé en él por varios motivos. De entrada, y aunque yo soy escritor y él es autor de cómics, nuestra forma de narrar es bastante similar. Además, su dibujo tiene un punto costumbrista que me pareció el idóneo para retratar la realidad de Yemen, y al mismo tiempo es amable, lo que permitía desdramatizar un poco la historia.

P. En la actualidad está preparando, junto a su esposa, un libro sobre su estancia de diez meses en Yemen. ¿Podría describirnos el contenido del mismo y cuándo será publicado?
R. El libro que estamos escribiendo es el que nos hubiera gustado leer cuando aterrizamos en Yemen. La idea es mostrar por dentro el mundo de la mujer yemení, en un tono periodístico y ameno. Va algo retrasado porque le hemos tenido que dar prioridad a otros proyectos. Yo estoy acabando el último tomo de la trilogía Hombre Lobo -Edebé-, que tengo que entregar a final de mes, y mi mujer está ocupada con trabajos alimenticios. De todas formas, en mayo tenemos planeado un nuevo viaje a Yemen para hacer algunas entrevistas que nos quedaron pendientes.

TAKE OVER, congreso Internacional de Jóvenes Empresarios

CEAJE, Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios organiza el acontecimiento empresaria del año

TAKE OVER –sobrevivir sin cobertura- dentro del marco del  XVIII Congreso Internacional de Jóvenes Empresarios

Dicho acontecimiento está previsto para los días 14 y 25 de Noviembre en la ciudad de Madrid

En la actualidad los empresarios, entendiendo por ello a empresarios, autónomos y emprendedores, necesitamos un cambio, necesitamos ver el cambio, necesitamos asumir el cambio.La situación económico-social del mundo ha cambiado radicalmente en los últimos años, y parece que todavía no hemos reaccionado ante ello.
Hemos pasado del “todo vale” a enfrentarnos a trabajos y retos cada vez más complicados con menores beneficios, y con mayores niveles de exigencia por parte de nuestros clientes.
Las coberturas sociales, económicas y políticas han desaparecido, y muchas de las empresas que basaban sus finanzas en dichas coberturas se están viendo con grandes problemas económicos o ya no existen.
Desde CEAJE queremos ayudar a todos nuestros asociados a que aprendan a enfrentarse a esta nueva situación mundial, queremos darles las claves de la supervivencia para que luego puedan continuar trabajando y alcanzar sus metas.
Para ello vamos a realizar un cambio radical en nuestro XVIII Congreso Internacional, si Internacional, abierto al mundo, ya que la situación no afecta sólo a nuestro país, y la exportación cada vez es más importante.
Bajo el título “TAKE OVER –sobrevivir sin cobertura-“ vamos a vivir una experiencia que difícilmente nuestros asociados podrán olvidar.

La lacra de la corrupción

César Gallardo es un modélico padre de familia, un ciudadano abnegado, un político que, según sus votantes, dice las cosas como son. No tiene pelos en la lengua, es dialogante y carismático. Gabriel Solís es un conocido empresario. Y jefe del crimen organizado en la costa mediterránea. Sus vidas se ven unidas por una necesaria amistad, una desmesurada ambición y un modo de vida común: la corrupción. Estos personajes son ficticios. Son los protagonistas de la última novela gráfica de Víctor Santos...
SIGUE LEYENDO AQUÍ.

sábado, 19 de octubre de 2013

Elena Mir embellece Zaragoza

Real Zaragoza vs Ponferradina

Fotos: Miguel Royo

Gabriel Vaira (Córdoba, Argentina, 1982)


Charlton Heston y su cine de ciencia ficción

Moneva, Gallego, Falagan y servidor

El castillo de Monzón

#SIML

Presentación Un mundo en viñetas en Barcelona

Agenda FNAC Diagonal Mar, Barcelona
Hotel Rey Juan Carlos I, Barcelona
 
javirroyo
Jordi Coll (Amaniaco)
Ramón Pereira, Francisco Sánchez, Miguel Fuster, Javier Carrera, Isabel Pardos, Guillermo Sanz,Jaime Calderón, servidor y Niko
Al lado de Moderna de Pueblo
 

Eduardo Laborda en La Lonja, Zaragoza

Eduardo Laborda: más cuadros aquí, aquí, aquí y aquí.

La RSC, un enfoque internacional

La RSC, un enfoque internacional, Hotel Rey Juan Carlos I, Barcelona, 2013

Facultad de Economía y Empresa de Zaragoza

Antes de comenzar las clases

Canal Emprendedor (Aragón TV)

Hablando del Plan Impulso del Gobierno de Aragón

Cazador de sonrisas

Star Wars