jueves, 2 de junio de 2011

V de Vigilantes: Vanguardias del cómic norteamericano (Diego Matos, ZN)

Hay vida más allá de los superhéroes. El cómic se está normalizando, en parte gracias a las superproducciones hollywoodienses protagonizadas por personajes surgidos de las viñetas; en parte gracias al traslado de algunos volúmenes, bajo la forma de “novela gráfica”, a las grandes superficies junto a las otras novelas… incluso hay un premio nacional y la gente cada vez tiene menos prejuicios asociados a los tebeos o a sus lectores. Álvaro Pons escribe sobre este “fenómeno” de normalización en el prólogo de un librito muy interesante de Juan Royo (titulado Un tratado de Cómic, sobre el que, por cierto, profundizaré en semanas próximas) formado por una selección de diferentes reseñas, entrevistas y críticas que ha realizado este divulgador entre los años 2006-2010. “Leer un tebeo en el metro ha dejado de ser causa de que se cambien de asiento las abuelitas para convertirse en algo tan común (déjenme la hipérbola, nos entendemos) como leer el Marca. Nuestra afición llena las páginas de los periódicos y revistas e incluso en alguna televisión se atreven a entrevistar a autores de historieta cual estrella mediática”, afirma el responsable de La Cárcel de Papel en el citado texto. Y tiene razón.
Cada vez es más natural hablar y oír hablar de tebeos, incluso en los ambientes universitarios.El pasado 16 de diciembre finalizaba el “Seminario de Discurso, Legitimación y Memoria”, de la Universidad de Salamanca, que ha tenido lugar durante estos últimos meses del año y donde el cómic ha estado muy presente (dentro de estas jornadas también estuvo Olalla Hernández exponiendo con detalle los entresijos de la Nouvelle Manga), con una charla impartida por José Manuel Trabado, que llevaba por título “Antes de la Novela Gráfica. Vanguardias del cómic norteamericano”.
Texto: Diego Matos
Fuente: Zona Negativa. Para leer el resto del artículo: aquí.

Cazador de sonrisas

Star Wars