martes, 29 de mayo de 2012

Persiste la exclusión generalizada de los romaníes

Muchos romaníes siguen padeciendo discriminación y exclusión social en toda la UE, según un nuevo informe publicado conjuntamente por la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). La situación de la etnia romaní es, por término medio, peor que la situación de sus vecinos no romaníes. El informe se basa en dos encuestas realizadas sobre la situación socioeconómica de la población romaní y no romaní que comparte un mismo entorno en once Estados miembros de la UE y en países europeos vecinos.
«Los resultados de la encuesta transmiten un cuadro sombrío de la situación actual de la población romaní en los once Estados miembros de la UE encuestados», indica al Director de la FRA, Morten Kjaerum: «Persisten la discriminación y los prejuicios contra los gitanos. Los resultados indican que se necesita una acción rápida y eficaz, encaminada sobre todo a mejorar la educación de la población romaní. Esto es fundamental para habilitar su potencial futuro y dotará a los jóvenes romaníes de las competencias que precisan para romper el círculo vicioso de la discriminación, la exclusión y la pobreza.»
El informe revela que en los once Estados miembros de la UE encuestados, donde vive la inmensa mayoría de los ciudadanos comunitarios de etnia romaní, la situación de dicha población en los ámbitos del empleo, la educación, la vivienda y la sanidad es, por término medio, peor que la situación de sus vecinos no romaníes. La población romaní sigue sufriendo discriminación y no son suficientemente conscientes de los derechos que les amparan en virtud de la legislación de la UE.
Algunas de las principales conclusiones:
·         sólo el 15 % de los jóvenes romaníes encuestados ha finalizado la enseñanza secundaria superior, general o profesional, frente a más de un 70 % en el caso de sus vecinos;
·         por término medio, menos del 30 % de los romaníes encuestados cuenta con un empleo remunerado;
·         aproximadamente el 45 % de los encuestados vive en hogares que carecen de al menos de una: cocina interior, retrete, ducha o baño o electricidad;
·         por término medio, en torno al 40 % de la población romaní encuestada vive en hogares en los que algún miembro de la familia tuvo que acostarse con hambre por lo menos una vez en el último mes por no tener dinero suficiente para comprar alimentos.
«La asociación desarrollada entre cuatro organizaciones internacionales [FRA, PNUD, Banco Mundial y Comisión Europea] durante el proceso de esta investigación transmite un mensaje inequívoco: los problemas que afectan a la población romaní son tan graves que requieren una respuesta concertada. Esta publicación es un ejemplo de que es posible tal planteamiento unido y coordinado y que éste ofrece resultados», afirma Andrey Ivanov, Asesor Superior de Desarrollo Humano e Inclusión de la Población Romaní del PNUD.
Las encuestas han documentado la situación sobre el terreno. Los resultados proporcionan a los responsables de la formulación de políticas la documentación necesaria para desarrollar respuestas políticas eficaces para resolver la situación. Los resultados de la encuesta se han incorporado a la Comunicación de la Comisión Europea sobre la población romaní, que se presentó en Bruselas el 23 de mayo de 2012.

Arde Cuba

Cazador de sonrisas

Star Wars