lunes, 11 de junio de 2012

Sobre la línea de crédito a España

Tras muchos dimes y diretes, España ha conseguido una línea de crédito de 100.000 millones de euros a un tipo inferior al del mercado (¿2%?) con el objetivo de recapitalizar al sistema financiero.
Los detalles técnicos (tipo de interés definitivo, plazo, tramos en que se podrá disponer de los importes…) no se han hecho públicos todavía ya que están supeditados a los resultados definitivos de las auditorías sobre bancos y cajas (ahora ya bancos).
La línea se canalizará desde los mecanismos de estabilidad (FEEF y MeDe) al FROB que los redistribuirá entre bancos y cajas en apuros por lo que no afectará (digo) ni al nivel de deuda pública ni al déficit de las administraciones públicas.
El sector financiero se verá sometido a profundas reformas de balance y de estructura, limitación del cobro de dividendos, reducciones de estructura y nuevas fusiones. Faltaría ver qué sucede con las superprimas de sus superdirectivos. 
Tanto que nos quejamos de la falta de financiación en España, ésta es una buena noticia. El rescate supone financiación barata ¿qué más se puede pedir? Sí, un pequeño detalle, nimio, insignificante, sin apenas importancia: que no se despilfarre. Que los consejeros den consejos y no se limiten a cobrar dietas y que los directivos dirijan y no se limiten a cobrar indemnizaciones monstruosas cuando dimitan tras hacer quebrar su entidad.

Arde Cuba

Cazador de sonrisas

Star Wars