miércoles, 21 de noviembre de 2012

Renault


La multinacional gala del motor asigna a sus factorías españolas un nuevo plan industrial para potenciar la producción, con lo que estima crear más de 1.300 empleos directos en sus centros de Valladolid, Palencia y Sevilla. 
La adjudicación del plan ha venido precedida de una negociación con los sindicatos, que han aceptado la contención salarial a cambio de la mayor carga de trabajo. 
Buena noticia, ya que la industria del automóvil se rodea de un gran entramado de industria auxiliar que recibirá también un impacto positivo.

Arde Cuba

Cazador de sonrisas

Star Wars