martes, 15 de octubre de 2013

El sector editorial europeo


Convocados por Casa del Lector se reunieron el pasado abril en Madrid treinta editores de catorce países europeos.
Organizado con la colaboración de los institutos culturales europeos en España, el Ministerio de Cultura, Acción Cultural Española y la Comunidad de Madrid, el Encuentro de Editores Europeos se analizó la situación de la edición en Europa y el papel del editor en la era digital.
Con independencia de su naturaleza editorial, tamaño empresarial o presencia en los mercados, los editores emitieron las siguientes conclusiones y recomendaciones:

Conclusiones
1. La edición europea ha contribuido de manera fundamental a la construcción de la identidad europea, aportando valores sociales, culturales y educativos
2. La industria editorial europea, como primera industria cultural de Europa, genera un importante valor económico y social en forma de empleo.
3. La transición digital abre nuevas oportunidades para el desarrollo de la industria y la creación de lectores en todo el panorama internacional, independientemente de los mercados culturales y lingüísticos en los cuales la industria está operando.
4. La llegada de la era digital supone un desafío a la industria editorial de dimensiones y alcance actualmente desconocidos, que los editores no pueden afrontar sin la atención y el apoyo de las administraciones públicas nacionales y europeas.
5. Los editores europeos han confirmado su compromiso con la calidad y la diversidad cultural como referencia para el desarrollo de su actividad profesional independientemente de la naturaleza de los soportes en los que presentan sus contenidos.

Recomendaciones
1. Contribuir a la difusión del papel social del editor como agente cultural necesario para la divulgación de contenidos culturales y educativos, y a la valoración social de un oficio socialmente poco valorado en relación a la aportación que realiza.
2. Regular la actividad económica de la industria editorial atendiendo a la realidad de la aportación económica y social de los editores europeos, que han publicado más de medio millón de títulos en 2012, y una industria que ha generado unos ingresos en los últimos años en torno a los 24 mil millones de euros anuales.
3. Actualizar y homogeneizar las leyes de propiedad intelectual en cada país y en el conjunto de Europa para asegurar el respeto a la creación y preservar los intereses de los creadores.
4. Articular políticas educativas que ayuden a concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de la cultura en la sociedad, y a fomentar y respetar la creación.
5. Apoyar la edición independiente como fuente de creatividad, como germen de desarrollo económico y social, y como factor fundamental para la diversidad cultural, favoreciendo al mismo tiempo la existencia de librerías independientes que garanticen el acceso de los lectores a sus contenidos.

Cazador de sonrisas

Star Wars