martes, 12 de julio de 2011

Mientras muere la tarde (José María Triper)

Este miércoles, 13 de julio de 2011, a las 19.00 horas, tendrá lugar la presentación del libro Mientras muere la tarde, de mi amigo José María Triper, publicado por Sial Ediciones. El encuentro se realizará en la Sala de Ámbito Cultural (El Corte Inglés, C/. Serrano, 52, 7.ª planta, Madrid). Intervendrán en el acto: Federico Castaño, periodista y escritor, Francisco Romero, poeta y oftalmólogo, Ana Delgado, escritora y prologuista del libro, Basilio Rodríguez Cañada, editor y presidente del PEN Club de España, y José María Triper, autor del libro.
El periodista y poeta José María Triper es corresponsal Económico del diario El Economista, y colaborador de El Adelantado de Segovia, Moneda Única y Gestiona Radio. Ha pasado por puestos de responsabilidad en Información de Alicante, Cinco Días, Segittur, además de firmar como colaborador habitual de Expansión y El País Negocios. Galardonado con los premios de periodismo del Club Español de la Energía (1990), de la Federación de Industrias del Calzado Español (1990), de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid (1997) y del Club de Exportadores e Inversores Españoles (2003), ha publicado también dos libros de relatos de historias de pequeñas empresas españolas que triunfan en el mundo: Pymes sin Fronteras I y Pymes sin Fronteras II, editados por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).Como poeta su obra incluye, además de este nuevo trabajo, otros dos poemarios: Canciones para un Recuerdo y La Noche de la Espera, incluido el segundo en esta misma colección.
Mientras muere la tarde es el tercer poemario de José María Triper, que fundamenta su obra sobre una metáfora. En este libro se puede señalar la continua aparición de un tiempo mejor. Su actitud antirretórica es una estrategia diseñada para hacerse entender. Una forma de reaccionar contra el lado más sentimentaloide del romanticismo. Todo está expresado en un lenguaje sencillo, con la voluntad de una fórmula escueta pero plagada de simbolismos. José María Triper tiene porte y enganche. Esa “cosa” que llega a los demás. Su poesía también. En ella se descubre una postura de fascinación hacia la armonía, la hermosura, la independencia y la libertad. También, hacia la búsqueda de lo eterno porque la muerte es absurda, lo absurdo de desaparecer y no ser nada. José María Triper no trampea. Vive conscientemente. Escribe conscientemente. Respeta la realidad sin evadirse ni negarla. Se acepta. Y aceptarse es comprender y experimentar, sin negarlos ni rechazarlos, nuestros verdaderos pensamientos, emociones y acciones.

Cazador de sonrisas

Star Wars