domingo, 13 de noviembre de 2011

Cómo lograr rentabilidad aunque baje la bolsa (no mucho)

Cómo lograr un 10% de rentabilidad anual en la bolsa? Parece una rentabilidad atractiva, sobre todo si tenemos en cuenta que el euríbor a un año se encuentra en el 2%, el bono alemán a 10 años en el 1,79% y los plazos fijos en entidades bancarias españolas a duras penas van a ofrecer el 4%.
Una posibilidad es comprar acciones de Telefónica. A 15 euros, su dividendo se encuentra por encima del 10,5%. Sin embargo, el riesgo de caídas en la cotización de la acción puede ser excesivo según el análisis técnico. Otra alternativa es buscar renta fija calificada como "basura". Su propio nombre desaconseja la inversión a no ser que sea usted un tiburón de las finanzas (si el asesor que se lo recomienda sí lo es, la operación se antoja más desaconsejable todavía).
Pero hay otras opciones, aunque, por supuesto, no son gratis. Conllevan su consecuente dosis de riesgo en vena. Antes de nada, haga examen de conciencia. ¿Cree usted que el Ibex 35 va a subir más de un 10% el próximo año? Si su respuesta es negativa, seguro que estará dispuesto a renunciar a rentabilidades por encima del 10%, dado que usted considera que no se van a producir. Y cobrar una prima por esa renuncia.
¿Cree usted que el Ibex 35 va a caer más de un 40% en el 2012? Parece un escenario difícil --nunca imposible-- sobre todo si tenemos en cuenta que desde los máximos del 2008 el selectivo español acumula ya descensos de casi el 50%. Entonces protéjase solo ante caídas menores a esa cifra. Lo mismo que no contratará un seguro contra terremotos en Zaragoza ya que usted cree que no se van a producir.
Recapitulemos: usted se conforma con un 10% de rentabilidad anual y renuncia a rentabilidades superiores. Usted no cree que la bolsa vaya a caer un 40% y consiente en tener pérdidas en caso de caídas superiores al 40%. En estas circunstancias usted tendría garantizado un 10% de rentabilidad siempre que a vencimiento la Bolsa no bajara más del 40% En ese caso sufriría pérdidas en idéntico porcentaje.
No obstante, como las meigas, ejemplos de caídas semejantes haberlas, haylas. El 29 de diciembre de 1989 el Nikkei japonés alcanzaba su record en 38.957 puntos. Hoy lucha por superar los 9.000.
EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, 13/11/2011

Cazador de sonrisas

Star Wars