sábado, 10 de noviembre de 2012

La visión sostenible del emprendimiento social se reinventa con la crisis

La visión sostenible del emprendimiento social se reinventa con la crisis

 La crisis económica ha obligado a las emprendedores sociales a reinventarse con nuevos formatos de negocio y vías de financiación. Estos empresarios tienen como objetivo poner en marcha un proyecto innovador que produzca un cambio social específico y duradero. Sobre su papel en la situación actual han debatido varios expertos.

Zaragoza.- El emprendimiento social busca poner en marcha un proyecto innovador que produzca un cambio social específico y duradero. Con la llegada de la crisis económica, este concepto ha tenido que reinventarse buscando nuevos formatos de negocio y vías de financiación. Así se ha puesto de manifiesto este martes en la mesa redonda “¿Qué entendemos por emprendimiento social?”, enmarcada dentro de los actos del Día del Emprendedor en Aragón 2012.
Allí, diferentes expertos en la materia han debatido sobre este tipo de empresas. El promotor de BSSC y miembro de Ararse, Óscar Egea, ha explicado que el emprendedor social, como base empresarial tiene el mismo formato jurídico y la misma búsqueda de conseguir una financiación necesaria para llevar adelante su proyecto que el resto de emprendedores, pero “nos diferenciamos en que promovemos sociedades que tienen una especial dificultad por el tipo de personal, que puede ser discapacitado; por el tipo de producto que vendemos, que puede generar un bien social, o por el tipo de financiación y beneficios que buscamos”.
En este sentido, Egea ha destacado que los emprendedores sociales intentan generar beneficios económicos, pero estos quedan en segundo plano respecto al objetivo fundamental: generar un impacto profundo allí donde actúa.
Por su parte, el director de culturaRSC.com, Juan Royo, ha asegurado que la principal diferencia con el resto de empresas es la estratégica. “Aquella en la que nosotros hacemos valer todos nuestros principios y al final lo que hacemos es generar riqueza no solo para nosotros sino para toda la sociedad”, ha señalado.
El principal objetivo de las empresas sociales es generar beneficios para impulsar sus objetivos sociales o medioambientales. Dichos objetivos pueden lograrse de distintas maneras dependiendo de la estructura del emprendimiento social.
Fuente: ARAGÓN DIGITAL

Cazador de sonrisas

Star Wars