lunes, 24 de febrero de 2014

Go Británico Go!!

Lo de menos fué el resultado (perdimos 2-4). 
Un resultado injusto marcado por un árbitro que ni aplicó el reglamento ni lo conocía y que permitió que, patada tras patada, Claudio, la estrella de nuestro equipo, tuviera que ser sustituido lesionado.
El equipo jugó como nunca y perdió.
Lo de menos es el resultado.
El juego, la ilusión y la garra la puso el Colegio Británico.
Un gran partido. 
Un gran equipo y unos grandes entrenadores.
Y una gran afición que se mereció el aplauso de sus futbolistas al final del partido.

Arde Cuba

Cazador de sonrisas

Star Wars