miércoles, 21 de octubre de 2015

La Leonor real y otros niños reales

La protagonista de la última campaña de Secretariado Gitano es Leonor de 5 años y que vive en un barrio popular de Santiago de Compostela y estudia en un colegio público.
Tiene un hermano de 3 años y su familia se dedica a la venta ambulante...
Muy extrovertida y alegre, Leonor no quiere ser princesa porque su sueño es llegar a ser doctora.

¿Leonor deja los estudios?
Los niños gitanos que comparten el vídeo con la “Leonor real”, tienen entre 6 y 10 años, asisten a las escuelas públicas de los barrios madrileños en los que viven y sueñan con ser mecánicos, futbolistas, policías, pasteleras cuando sean mayores.

Participan en distintas actividades educativas de la Fundación Secretariado Gitano

Proceden de familias en diferentes situaciones socioeconómicas: en algún caso trabajan padre y madre, pero no es lo habitual; algunas se dedican a venta ambulante y algunos están desempleados.
Hasta hace apenas unos minutos, el abandono escolar de Leonor estaba convirtiéndose en una “cuestión de Estado” en las redes sociales.

La sorpresa ha sido mayúscula cuando la periodista Ana Pastor ha desvelado la verdadera identidad de Leonor: una niña gitana que vive en Galicia y que, según las estadísticas, tendría altas probabilidades de abandonar la escuela a una edad temprana.

Este debate, que no habría tenido tanto impacto si no se hubiese dado esta “confusión”, ha puesto de manifiesto la necesidad de sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la escolarización del alumnado gitano.
6,4 de cada 10 alumnos gitanos en España abandonan los estudios antes de acabar la Secundaria Obligatoria. 
El debate que Ana Pastor inició en Twitter se ha convertido en Tendencia esta mañana, generando más de 6 millones de impactos.

Esta acción forma parte de la nueva campaña de sensibilización de la Fundación Secretariado Gitano (FSG), cuyo objetivo es lograr la implicación de toda la sociedad en la educación de los niños y niñas gitanos (profesores y centros escolares, familias, instituciones públicas...) y que su abandono escolar, 39 puntos por encima al de la población total, forme parte de la agenda política.

La educación es un derecho fundamental que hoy por hoy en España no está garantizado para los niños gitanos. 
Nuestra sociedad no puede ser indiferente a que 6 de cada 10 niños gitanos dejen la escuela. 
Es preciso que las administraciones ofrezcan soluciones eficaces, poniendo en marcha medidas de acompañamiento de calidad que se adapten a las necesidades del alumnado gitano.
La educación es la única herramienta que podemos darle a los jóvenes gitanos para que rompan la situación de exclusión y accedan a un futuro mejor que acabe con la transmisión generacional de la pobreza. Isidro Rodríguez, director de la FSG

Fundación Secretariado Gitano
Con #LeonorDejaLaEscuela, la Fundación Secretariado Gitano cierra un ciclo de campañas de sensibilización centradas en la educación iniciado en 2010.
Ese año se puso en marcha la campaña “De mayor quiero ser” dirigida a sensibilizar a familias gitanas sobre la importancia de la educación y remarcar la idea de que es indispensable hoy en día contar, como mínimo, con el título de la ESO.

En 2012, se lanzó “Gitanos con estudios, gitanos con futuro”, para llegar a adolescentes empapelando sus barrios y centros educativos con su propia imagen y sus aspiraciones de futuro.
En 2013, “Asómate a tus sueños”, permitió que jóvenes de toda España tuvieran una experiencia de mentoring en grandes empresas vinculando así los estudios con el futuro laboral.

La FSG ha difundido también campañas de sensibilización dirigidas a la mejora de la imagen social de la comunidad gitana como “Yo no soy Trapacero”, “Payo Today” o “Conócelos antes de juzgarlos”.

Arde Cuba

Cazador de sonrisas

Star Wars