sábado, 27 de febrero de 2016

HARU, Flavia company


Flavia Company (Buenos Aires, 1963) es licenciada en Filología Hispánica, música, traductora, periodista, profesora de microrrelato en l'Escola d'Escriptura de l'Ateneu Barcelonès y de cuento en el Máster de Creación Literaria de la Universidad Pompeu Fabra.
Ha escrito Saurios en el asfalto, Luz de hielo, Dame placer (finalista del Premio Rómulo Gallegos), Ni tú ni yo ni nadie (Premio Documenta), Melalcor, La mitad sombría, La isla de la última verdad y Que nadie te salve la vida.
También de los libros de cuentos Viajes subterráneos, Género de punto, Con la soga al cuello y Por mis muertos y del libro de microrrelatos Trastornos literarios.
Su poesía ha sido recogida en diversas revistas y ha publicado el poema narrativo
Volver antes que ir, una obra de más de 1000 versos en la que se revisan temas como la identidad, la infancia, la inmigración, el viaje, la familia, el lenguaje.
Su obra, que forma parte de numerosas antologías, ha sido traducida en Francia, Holanda, Brasil, Polonia, Alemania, Portugal, Italia y Estados Unidos.

Haru
Haru es una preciosa historia que, a través del viaje interior de una joven, trata de transmitir una filosofía de vida.
Es una novela sobre la aceptación y el desapego, una historia bella, mágica y universal, un libro diferente sobre el amor, la vida, la muerte.
Es una novela de aprendizaje llena de frases para reflexionar, que habla de las relaciones humanas, la soberbia, las inseguridades, la paciencia, la constancia, la lucha por la supervivencia, la avaricia, el respeto…todo lo que nos rodea en el día a día y con lo que tenemos que convivir.
Es una historia de aprendizaje, de sentimientos escondidos en la tradición oriental.
Una obra única, con alma, que fluye y respira. Un relato delicado, universal, mágico. Una historia de camino.

Haru es un texto preciso, limpio, que explica lo necesario, la medida es fluida como el trazo que marca algo en su movimiento continuo, y la figura que hay debajo del texto es el recorrido de una flecha. Es un texto destilado que sorprende por sus imágenes poéticas, sencillas y potentes, que nos transportan a la esencia de la protagonista.

“Vivir aquí y ahora será la gran lección de Haru”
Haru es una joven oriental que, tras la muerte de su madre, es enviada a aprender a un dojo, una pequeña escuela en la que son admitidos sólo un puñado de alumnos y donde vivirán durante cinco años. A través de la práctica del shodo (la escritura clásica), el tiro con arco, el tai-chi y la meditación, Haru irá aprendiendo una filosofía de vida contra la que su propia edad la empuja a rebelarse.
Pasados 5 años llega el momento de abandonar el dojo y Haru se encontrará con la realidad.
Después de negarse a regresar a casa con su padre, pasa hambre, frío, situaciones límite y llega a caer en los bajos fondos. Las cosas no son evidentes, buenas o malas, blancas o negras, y es difícil distinguirlas cuando uno se encuentra en situaciones críticas. Haru tendrá que aprender a distinguir entre el bien y el mal, la riqueza interior y la exterior, la amistad y la conveniencia.
Sin embargo, todo lo que consciente o inconscientemente aprendió en el dojo se hace muy presente, y será la base para tratar de remontar.

Mi proyecto literario, desde el primer momento, intenta encontrar la manera de que mis historias parezcan explicadas por ellas mismas. 
La sensación que tengo podría compararse con la imagen de la novela de la arquera que, después de mucho oficio, consigue que el lanzamiento de la flecha pase porque tiene que pasar, sin que tenga más protagonismo ella misma que la flecha o el arco. 
Es el tiro inevitable.
He escrito lo que había soñado que escribiría y Haru es mi sueño.


Lo que demuestra Haru es el resultado del esfuerzo, la ilusión, los sueños, lo que se llega a tener o a ser. Nos muestra el camino para saber quiénes somos y conseguir una cierta dosis de libertad, porque cuando sabes quién eres puedes escoger.

La vida tiene una dirección pero es ella la que nos lleva.
Cuando intentamos dirigirla, nos rompe esperando que regresemos al lugar de donde salimos.
Y todos estos momentos están en el libro, cuando Haru se sale del camino, cuando regresa, cuando acepta, cuando niega, cuando, finalmente, conoce, cuando ama.
Hay personas que ponen todo su esfuerzo en tener, que comporta un tipo de premio, mientras que otras ponen todo su esfuerzo en ser.
Creo que es interesante mostrar qué supone ser y qué tener, porque son esfuerzos y caminos muy diferentes.
El camino del ser nos conduce a la humildad porque te da a entender que no eres más que los otros, mientras que el de tener te lleva a la comparación.
Haru apuesta por cuestionarse a sí misma y, yo diría, por el reto de amar.
Porque el amor en este libro es importante, es un amor gigante, intenso, humano, que no hace diferencias.

Haru apuesta por la esencia y la humanidad, por el esfuerzo y la cultura, y por el trabajo y las conexiones de los unos con los otros.
Vivir aquí y ahora es su gran lección.

Este es un libro diferente, sobre la muerte, la vida y el amor. Estoy convencida de que a través de las páginas de Haru serán muchos los lectores que se curarán de la soledad. El escritor japonés Haruki Murakami hablaba de la función y el objeto de la narrativa: ‘Eres a la vez sujeto y objeto; eres el todo y la parte; eres real y eres sombra; el contador y personaje a la vez. Iolanda Batallé, directora editorial de Catedral,

Arde Cuba

Cazador de sonrisas

Star Wars